http://www.vinosaurio.com/wp-content/uploads/2012/10/lopez-682x180.jpg
Región: Maipú, Mendoza

E-Mail: lopezmza@bodegaslopez.com.ar
Página web:www.bodegaslopez.com.ar


Representa un caso excepcional dentro de la industria vitivinícola argentina iniciada en 1898 continúa hoy en manos de la familia fundadora. Más de 114 años de tradición ofreciendo la misma calidad de siempre, labrando una historia desde el trabajo y el amor al detalle.

Su fundador José López Rivas llegó en 1886 proveniente del pueblo de Algarrobo en Málaga, España, donde cultivaba junto a su familia predios con viñas y olivos. Decidió instalar sus viñedos en el país y escapar así de una devastadora plaga, la filoxera, que afectaba a las vides en Europa.

En 1898 se arraigó definitivamente en Mendoza, y el peso de la tradición vitivinícola familiar no tardó en aflorar. En el mes de Marzo comenzó la elaboración de sus propios vinos de las mejores zonas, producidos hasta la fecha con cepas propias y un principio que se mantiene desde entonces: controlar todos los pasos de la elaboración, cuidando y supervisando cada detalle.

Estos primeros vinos, comercializados en cascos de roble, tuvieron gran aceptación debido a su grado de calidad. Pronto la demanda superó a la producción, y ante la necesidad de aumentarla, José López Rivas compró una parcela de tierra en el Distrito de General Gutiérrez, departamento de Maipú, donde se construyó la actual Bodega.

Aquel año (1898), el 19 de septiembre nacía José Federico López, hijo único de José López Rivas, continuador directo del espíritu y acción paternos. Quien hasta poco antes de cumplir los 80 años de vida, guiaría los destinos de la futura empresa familiar.

“José López y Hnos.” (1898-1928)

Mendoza era hacia 1907 la provincia más rica e importante del grupo andino. El departamento de Maipú era el principal distrito vinícola y lugar donde José López Rivas y sus hermanos, desde fines del siglo XIX, habían iniciado sus actividades.

Respecto a la actuación de José López Rivas, afirmaba que su atención y cuidado constante le permitían obtener vinos calificados como “…la más alta expresión del tipo francés”. Por este camino, complejo pero genuino, se estaba forjando un estilo -el estilo López- con dedicación y por sobretodo con innegable convicción.

En los años siguientes, los objetivos de la Bodega se dirigieron a incrementar la disponibilidad de vinos, debido a la gran aceptación que habían tenido por su calidad los primeros comercializados en cascos y barriles.

Para responder a la creciente demanda, progresivamente se fueron ampliando las superficies de viñedos, y adquiriendo fincas en zonas con clima y composición mineralógica ideales para el cultivo de la vid.

A finales de la década de 1910, comenzó a colaborar en la empresa el hijo del Fundador, José Federico López, realizando todas y cada una de las actividades de la Bodega.

Su incorporación efectiva a la Bodega se produjo en 1922 y significó un impulso decisivo para el crecimiento que experimentó la empresa en décadas posteriores.

Con esta nueva conformación, la Bodega acompañará el incremento de las superficies de viñedos, con un constante aumento de su capacidad de añejamiento en toneles de roble francés.

“José López e Hijo” (1928-1958)

Años más tarde se produce el alejamiento de Rafael, hermano de José y la firma original es sustituída por “José López e hijo”, un cambio que contribuía a dimensionar mejor la figura del fundador. Ahora fortalecido por la presencia de su hijo, se presentaba una excelente oportunidad para consolidar el camino recorrido y por sobretodo sentar las bases para la creación de un estilo de vinos que comenzaba a ser cada vez más reconocido.

Se lanza al mercado la marca “Prestigio de Cuyo”, que acompañó durante algunas décadas a la entonces única marca de la Bodega “El Vasquito”, aparición impulsada por José Federico López y que preanunciaba la especial atención que la Bodega dedicará mas tarde a la elaboración y promoción de sus vinos finos.

Para obtener variedades finas, además de incorporar cepajes de calidad eran necesarias las mejores tierras. Por ello, se fueron ampliando las superficies de viñedos para cultivar los nuevos cepajes en zonas de condiciones ecológicas óptimas para la vid, como Cruz de Piedra en Maipú y Agrelo en Luján de Cuyo.

En los años ´30 se plantaron distintas variedades de olivos para producir aceitunas, con la intención de lograr una máxima calidad en aceite de oliva extra virgen.

A fines de la década de 1930 comienza el envío de sus vinos al exterior, se realizan las gestiones para registrar las marcas de sus vinos finos “Prestigio de Cuyo”, “Huetel” y “Rincón Famoso”.

En 1934, la Bodega presenta a uno de sus grandes clásicos:“Chateau Vieux”, un vino de corte con base Cabernet Sauvignon y un blanco con una conjunción de variedades Chardonnay y Pinot Blanco. El delicado diseño de la tipografía que identifica desde entonces la marca fue realizado por el propio Don José Federico López.

En 1938 aparece el vino “Rincón Famoso”, vino tinto y vino blanco de corte, con cepajes en armonioso equilibrio, convertidos hoy en clásicos del consumidor argentino.

En octubre de 1948 Don José López Rivas falleció, su espíritu y normas éticas siguieron vigentes en la acción de su hijo quien continuó el camino con idéntica pasión y convencimiento.

Progresivamente se incorporaron sus hijos José Federico yCarlos Alberto, con quienes compartirá una prolongada labor de más de cuarenta años al frente de la empresa.

“Bodegas y Viñedos López S.A.” (1958 a la actualidad)

Entre 1949 y 1959, la firma cambió la razón “José López e Hijo” por “Bodegas y Viñedos López S.A.” En esa época aparece el “Jerez FL”, una suerte de homenaje a aquellos vinos andaluces.

Los montos crecientes de ventas respecto a años anteriores evidenciaban la excelente acogida que tuvieron los vinos finos en la demanda general y demostraron que la tarea de guarda y añejamiento de vinos iniciada en 1928, había comenzado a rendir sus frutos. Se evidencia tambien un progresivo aumento de exportaciones a países limítrofes y a Centroamérica.

José Federico López con la ayuda de sus hijos condujo un programa de inversiones destinado a ampliar la capacidad de las plantas de almacenaje y embotellado de vinos y también de la fábrica de aceite de oliva. Para ello renovó la maquinaria instalada importando tecnología europea, y optimizando de este modo su funcionamiento, a fin de satisfacer la creciente demanda.

La Bodega lanza nuevas marcas en vinos de mesa y reserva:“Vasco Viejo” en 1950, “Montchenot” en 1966: el tercer gran clásico de la Bodega y “Selección López” en 1973, vino que hoy se denomina “Malbec López”.

El mismo espíritu emprendedor y la dedicación que tuvo la Bodega para con sus vinos, es el que la hizo incursionar en 1970 en la elaboración de champagne: fueron presentadas al público sus marcas “Montchenot” (Nature) y “Mont Reims” (Brut).

En la década del ´70 la Bodega incrementó en un 200% sus exportaciones. En ello incidieron los sucesivos recambios tecnológicos, y el aumento de la capacidad de almacenamiento de vinos finos. Pero el aspecto clave de este decenio fue la reafirmación de tres elementos interdependientes y fundamentales en la vida comercial de la empresa, y que hablan de su constante vocación de excelencia: calidad, marca e imagen.

En el 80 Aniversario de su Fundación, la empresa obtuvo un contundente reconocimiento a la calidad de sus productos , en elPrimer Concurso Nacional de Vinos realizado en la UVEXPO Mendoza de 1971, el jurado internacional otorgó 16 premios a los vinos López, en todas sus marcas y categorías.

Culminando los ´80 se produce la incorporación de la cuarta generación familiar: Carlos Alberto y Eduardo López Laurenz.

El 28 de marzo de 1994, a los 95 años, fallece en Bs. As. Don José Federico López. Su credo puede encontrarse en todas y cada una de las Memorias de su empresa. Esos escritos servirán de ejemplo de amor a la tierra que cobijó a sus padres y a todos sus descendientes.

“Trabajo, es la labor útil, es el esfuerzo que realiza desde el más humilde que emplea sus manos, hasta el hombre de ciencia, que desgasta su cerebro y sus noches buscando el progreso de la humanidad. Sin trabajo no se engendra riqueza. Con el trabajo y el estímulo al ahorro, el que debe ser con austeridad y moneda sana, es que se construye la riqueza y felicidad de un pueblo. Como argentinos y como productores, tenemos una meta y es el firme propósito de crear una imagen de calidad argentina. Para ello, no escatimaremos esfuerzos, porque consideramos que hay satisfacciones más trascendentales que el lucro. Por ello, continuaremos con fe incansable en no conformarnos nunca con la calidad obtenida. Siempre trataremos de elaborar, dentro de nuestra capacidad, lo mejor”. (J.F.L. 1975)

En 1994 con el fallecimiento de Don Federico López a los 95 años de edad, lo sucede en la conducción su hijo Carlos Alberto en la Presidencia y su hermana Marta en la Vicepresidencia. El Sr. Carlos Alberto López además de la presidencia, tiene a cargo las funciones de la Gerencia General, siendo el responsable directo de todas las áreas de la Bodega, Administración Central y Exportaciones.

En los Establecimientos situados en la Provincia de Mendoza: Viñedos, Bodegas, Plantas de Elaboración, Fraccionamiento, Turismo, se encuentran en la conducción Carlos Alberto,enólogo y Eduardo, contador público, bisnietos del fundador pertenecientes a la cuarta generación desde que Don José López Rivas fundara la bodega.

 

La elaboración del vino comienza en el viñedo donde influyen de manera importante la ubicación, suelo, clima, cepaje y cuidados en la labranza.

La bodega tiene plantadas 1100 ha. de viñedos propios. Cada año incrementa su plantación de viñedos con el fin de abastecer su demanda.

Los cultivos están ubicados en la Primera Zona productora de Mendoza, con un total de 12 Fincas propias; 9 en Maipú, 2 en Tupungato y 1 en Luján de Cuyo, encontrando en estas áreas de procedencia condiciones óptimas para el cultivo de la vid, dadas por un microclima particular de veranos secos, días cálidos y noches frescas originando una gran amplitud térmica que combinada con la gran insolación, permiten la generación de intensos aromas, maduración completa y uniforme de taninos y óptima sanidad.

Los suelos son de origen aluvional, poco profundos con gran drenaje, limo arenosos en superficie y canto rodado en profundidad. Las precipitaciones anuales son escasas, aproximadamente 250 mm anuales. El agua para riego proviene del deshielo de la Cordillera de los Andes.

Todas estas condiciones de ubicación, clima y suelo hacen posible para la elaboración del vino, contar con uvas de excepcional calidad.

 

1· Cosecha:

La cosecha, “Vendimia”, comienza en el mes de febrero para la elaboración de vinos base para Champaña y se extiende hasta mitad de abril para las uvas tintas.

El momento de iniciarla es de vital importancia, por este motivo se realiza un control minucioso del proceso de madurez de los frutos, con el fin de disponer de uvas en su estado óptimo, de acuerdo a las distintas necesidades de vinificación.

Las variedades usadas son:

Variedades de uvas Tintas: Malbec, Cabernet Sauvignon, Sangiovesse, Merlot, Pinot Noir y Syrah.

Variedades de uvas Blancas: Chardonnay, Semillón, Chenin blanc y Sauvignon Blanc.

 

2· Molienda:

Los racimos son depositados en lagares de acero inoxidable y por medio de sinfines conducidos a las despalilladoras.

Las uvas ingresan a las despalilladoras/descobajadoras(tambor horizontal con orificios) donde por fuerza centrífuga se separa el escobajo o palillo (rama pelada del racimo) del grano. El escobajo es recolectado por una cinta sin fin y sacado al exterior de la bodega para llevarlo posteriormente a las fincas y aprovecharlo como material de relleno en el suelo o callejones de las mismas.

Una vez separadas las bayas, se obtienen jugo y orujos (semillas y piel de la uva) que serán llevados a tanques de acero inoxidable.

Las uvas blancas cumplen en los tanques un proceso de maceración de 10 a 12 horas, a una temperatura no mayor a 17 grados centígrados, con el fin de obtener de los orujos una mayor concentración de aromas y características propias de la variedad que se elabore. Finalizado este proceso se separa el mosto de los orujos, naturalmente por gravedad y luego con el uso de prensas neumáticas, iniciándose luego la fermentación de los mismos.

Las uvas tintas son llevadas a tanques de acero inoxidable donde el mosto y los orujos comienzan el proceso de fermentación.

De los orujos el vino tinto obtiene su color y taninos, de aquí la importancia de la maduración de las uvas.

 

3· Fermentación:

La fermentación es un proceso natural por el cual el azúcar de las uvas se transforma en alcohol, con liberación de gas carbónico y aumento de la temperatura, siendo esta última estrictamente controlada.

Cuando los niveles de azúcar del mosto han disminuido hasta aproximadamente 1 grado baume se considera finalizada la fermentación, habiéndose convertido en “vino nuevo”.

Luego se procede al desvine que es un escurrimiento natural por gravedad de donde se obtiene lo que se denomina “vino flor o vino gota”.

Este vino ya sea blanco o tinto se deja en absoluto reposo cerca de treinta días para que las partículas en suspensión llamadas “borras”precipiten depositándose en el fondo del tanque.

Concluido este período se realiza el “trasiego” que consiste en retirar el vino claro dejando las borras en el fondo de la vasija

La fermentación del tinto se realiza a una temperatura que oscila entre los 24 grados a los 27 grados centígrados, y el tiempo de duración es de 7 a 10 días aproximadamente.

La fermentación del blanco se realiza sin orujos a una temperatura que no supera los 15 grados centígrados y el tiempo de duración es de aproximadamente 10 a 15 días.

 

4· Añejamiento:

Concluido el proceso de fermentación y trasiego los vinos sonfiltrados. Los tintos serán trasladados a vasijas de roble, donde se inicia el periodo de añejamiento, allí permanecerán de uno a seis años, dependiendo de las variedades de uvas y el destino que tenga cada variedad.

El añejamiento no representa un tiempo matemático, sino que depende de la evolución del vino y de la capacidad de los toneles. Finalmente serán los enólogos quienes a través de meticulosas degustaciones y ensayos analíticos, determinarán el momento en el cual el vino ha encontrado la armonía en su evolución.

Los vinos tintos se añejan en Toneles de Roble de Nancy(Francia): su capacidad varía entre 5.000 a 35.000 litros.

El añejamiento es un intercambio gaseoso con el medio ambiente. El oxígeno ingresa a través de los poros de la madera contribuyendo a la formación de compuestos orgánicos que aportan al bouquet del vino, le otorgan suavidad y untuosidad ya que la madera suaviza los taninos del vino, engrosa su estructura y prolonga su vida favoreciendo una estiba posterior por varios años. Todo esto da como resultado un vino de mayor complejidad.

Los vinos blancos, a diferencia de los tintos, serán conservados en tanques de acero inoxidable por un periodo máximo de un año. La finalidad de la Bodega es obtener vinos blancos sin madera, frutados, frescos y jóvenes.

 

5· Estabilización:

Una vez realizados los cortes o blend, ya sea de vinos tintos o de vinos blancos, son sometidos a un proceso deestabilización (7 a 10 días) en tanques de acero inoxidable. La estabilización consiste en enfriar el vino casi hasta su punto de congelación a -4 grados o -5 grados centígrados (bajo cero); con éste enfriamiento se logra la estabilización de las sales tartáricas del vino, las cuales precipitan al fondo del tanque. Concluido este proceso el vino es filtrado a fin de separar dichas sales del mismo, y a partir de ese momento queda apto para ser embotellado

 

6· Fraccionamiento:

La Bodega cuenta con una línea Italiana de embotellado, capaz de producir 12.000 botellas por hora.

El proceso es totalmente automatizado, comenzando con el enjuagado interior de las botellas con agua esterilizada y posterior secado con aire también esterilizado a fin de impedir que algún microorganismo permanezca en su interior y posteriormente ingresa a la máquina llenadora.

La botella se dirige luego a la encorchadora, donde se le colocarán corchos naturales (extraídos de la corteza del alcornoque e importados de Portugal y España). Encorchada, llega a la encapsuladora, donde se coloca la cápsula (de PVC, estaño, polimina) en el pico de la botella. Luego, se coloca en otra máquina la etiqueta, contra etiqueta y año de cosecha en el cuello de la botella (etiquetadora).

A continuación se colocan en forma automática en cajas a través de una máquina que llena 6 cajas a la vez con 6 botellas por caja.

Las cajas  son cerradas en otra máquina y seguidamentepalletizadas, armando pallets de 84 a 90 cajas cada uno. Posteriormente el pallet es envuelto en la máquinaenvolvedora, donde se lo deja ajustado y firme para ser cargado en  camiones y transportado a depósitos climatizados con una temperatura constante de 18 grados centígrados, con el fin de garantizar la conservación de los vinos durante un período aproximado de seis meses.

Pasado este tiempo, los vinos son transportados en camiones climatizados, a los distintos depósitos en Buenos Aires y Mar del Plata, desde donde, con un servicio de distribución propio, llega a los clientes.

 

Capacidad de Almacenamiento de Bodegas López

 

La capacidad es de 40 Millones de litros de los cuales 6 millones corresponden a vasijas de Roble, 15 millones a tanques de acero inoxidable y el resto a piletas de hormigón totalmente epoxipadas.

Todo el proceso, desde la plantación de viñas, cosecha, elaboración, fraccionamiento, distribución y comercialización interna y externa, es cuidadosamente controlado con un equipamiento tecnológico de última generación, lográndose resultados por demás satisfactorios.

Bodegas López desde el año 2001 certifica en sus procesos Normas de Calidad ISO 9001:2000.

Fieles a las razones que aseguraron la continuidad y vigencia de la imagen que hoy goza la empresa, los productos López están respaldados con una fórmula tan sencilla como difícil de emular: La calidad de sus vinos, fruto de un estilo cultivado por varias generaciones: “El Estilo López”.

 

Bodegas López elabora todos sus vinos en su establecimiento (de más de 26.000 m2 cubiertos) ubicado en el departamento de Maipú en la Provincia de Mendoza.

En los últimos años aumentó su capacidad de almacenaje y añejamiento de vinos, contando en este momento con un total de 40 millones de litros, de los cuales 5.240.000 se almacenan en toneles y cubas de roble francés de más de 5.000 litros de capacidad. Atesora estibas de botellas en las que podemos encontrar cosechas del año 1938 hasta nuestros días, alojadas en profundos sótanos donde se estacionan lejos de la luz y a temperatura uniforme.

Para asegurar la calidad en la elaboración de sus vinos, la bodega dispone demaquinarias de última generación tecnológica, que le permite desde el viñedo contar con uvas de inmejorable calidad, cosechando a mano y transportando en cajas plásticas para garantizar la integridad del fruto. En la vendimia estos frutos son recibidos en lagares de acero inoxidable, despalillados en delicadas maquinarias y fermentados en tanques de acero inoxidable que disponen de sistemas automáticos para el control de la temperatura.

Por medio de prensas neumáticas, suavemente se comprimen los orujos prácticamente sin incorporar borras al líquido resultante.

Bodegas López cuenta también con una modernísima planta para la elaboración de sus champañas, con tanques de acero inoxidable y una línea isobárica para su fraccionamiento.

FRACCIONAMIENTO

En la bodega existen dos líneas de llenado de botella y dos de vestido de última generación, la principal tiene una capacidad de producir 10.000 botellas por hora. Una vez llenadas, colocadas en sus cajas y palletizadas, son estibadas en depósitos con temperatura controlada hasta esperar su despacho.

TRANSPORTE

Nuestros vinos son transportados por camiones que disponen de equipos térmicos para controlar la temperatura hasta llegar a destino.

Administración Central

Las oficinas de administración, comercialización, exportación y marketing se encuentran en la ciudad de Buenos Aires. Desde allí se realiza la distribución de los vinos a todo el gran Buenos Aires, con una flota de camiones propia, especialmente preparados para este fin.

Oficinas Comerciales

En Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Bodegas López posee una oficina comercial y un depósito desde donde distribuye sus vinos a los principales puntos de la costa atlántica con camiones propios y a través de un cuerpo de vendedores.

Distribuidores

Distribución Directa: En Buenos Aires y Mar del Plata.
Distribuidores en el interior del País: Bahía Blanca, Córdoba, Corrientes, Chaco, Chubut, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza, Misiones, Salta, Santa Fe, San Luis, Tierra del Fuego 
y Tucumán entre otros.

Departamento de Exportaciones

En el mercado internacional, cuenta con representantes y distribuidores en: Estados Unidos (California, Nevada, Miami, Washington DC), España, Nueva Zelanda, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

“El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento no se los pedimos a usted, los ponemos nosotros”.

 

Ultimas Novedades
Vinos de Colección de Bodegas López 09/10/2012


CONTACTO



Uruguay 651
Piso 16 Oficina D C1015ABM
Buenos Aires
ARGENTINA


+54 (11) 5235-6660

Para consultas generales
pueden completar el
formulario de contacto
en nuestra página web
o escribirnos a

info@vinosaurio.com

Si desean enviar
información de prensa
y/o gacetillas
para su publicación
pueden hacerlo a

gacetillas@vinosaurio.com

Para enviar
información respeto a
bodegas y vinos
y enoturismo en general
pueden hacerlo a

basededatos@vinosaurio.com


scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services