Las personas vivimos gracias a las emociones. Necesitamos de emociones para darle valor al día a día; a lo triste y penoso de vivir con problemas y obligaciones desde que tenemos uso de razón hasta que lo perdemos entrando en la demencia senil.
El problema radica en el exceso.
Desde chicos nuestros padres nos enseñaron (o intentaron hacerlo) que los excesos son malos. Ese discurso se solía dar mientras repetían el segundo plato de fideos con albóndigas, para maridarlo con los litros de vino tino y un delicado budín de pan de cuarto kilo.
Y así es como el exceso pasó a ser algo natural en todos nuestros sentimientos, nuestras creencias o nuestros deseos. Por eso el fanático de Boca conserva ese deseo ferviente, porque cualquier simpatizante de River sufra de algún problema de salud o dolencia. Quizá sea el motivo por el cual la política argentina es un campo de batalla de insultos sin argumentos de ninguno de ambos lados. Puede ser que el rechazo a los diferentes nombres que tiene Dios, esté dado por ese amor excesivo al rótulo impuesto por la religión de turno que nos avala como creyentes. Pero a los vegetarianos...
... a ellos sí que no los entiendo.
Sigue leyendo...

Link: http://laguerrillaculinaria.blogspot.com/2015/07/no-entiendo-los-vegetarianos.html

Posteado por:

El Guerrillero Culinario

Publicado en:

Link a la nota original:




CONTACTO



Uruguay 651
Piso 16 Oficina D C1015ABM
Buenos Aires
ARGENTINA


+54 (11) 5235-6660

Para consultas generales
pueden completar el
formulario de contacto
en nuestra página web
o escribirnos a

info@vinosaurio.com

Si desean enviar
información de prensa
y/o gacetillas
para su publicación
pueden hacerlo a

gacetillas@vinosaurio.com

Para enviar
información respeto a
bodegas y vinos
y enoturismo en general
pueden hacerlo a

basededatos@vinosaurio.com


scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services