Pampa_Mia_pinot-noir_EBEl 2015 fue un año más que interesante para nuestro humilde reconocimiento mensual. Arrancamos en enero con un malbec suave, seguimos con un cabernet franc, luego vino el futuro ganador del Desafío Federal – Hey Malbec -, para que un innovador bag in box lo sucediera, después cabernets, se sumaron algunos malbecs, y por último le dimos su espacio a la temporada de rosados para disfrutar la primavera. Pero el verano ya está entre nosotros, y cuando el año se acaba, arrancan los brindis. Qué mejor que probar algo distinto en estas fiestas, qué mejor que brindar con un espumante poco convencional. No se hable más entonces, ¡el nuevo Vinosaurio del Mes de Diciembre de 2015 es: Pampa Mía Blanc de Noirs, de Bodega del Desierto!

 

Se trata de un extra brut 100% Pinot Noir. ¿Pinot Noir? Eso mismo. Y casi podría decirse que uno se da cuenta en el instante en el que se le pone el ojo. Es un vino de burbujas atolondradas y vigorosas, que rompen en una superficie cuyo color no se asemeja al ya clásico amarillo-dorado de los espumantes que estamos acostumbrados a ver. Recordemos que es un pinot, elaborado bajo el método champenoise, que destaca por su color cobre-rosáceo, haciendo replantear a más de uno qué es lo que en verdad se está tomando. Desentona con el resto, y ahí es donde pega el salto que muchos no llegan a dar.

 

20151211_210840 - copia

 

En nariz es posible percibir notas de frutos rojos, bien agradables y suaves, aterciopelando los sentidos para lo que se viene. En boca explota, con un dejo dulzón sutil, cortando un poco esa acidez que tan fresco lo vuelve, a la vez que la da un poco de cuerpo y armonía. No es un espumante de boliche, no es para copetear; es un libro que se lee página a página, dejándose saborear de maneras distintas en cada sorbo. A pesar de que no muchos lo acostumbren, estos son los espumantes que se usan para acompañar platos. En nuestro caso, lo dejamos maridar con un sushi de la ostia, complementándose ambos entre sí de maneras que no serían posibles por separado. Solo hay que abrir un poco la mente e imaginar cómo y con qué abrirlo en estas fiestas.

 

En síntesis, Pampa Mía Blanc de Noirs es verdaderamente un oasis en el desierto. Es ese golpe de frescura que se necesita con este agobiante calor, pero a la vez es esa cachetada que nos recuerda que la variedad en los espumantes es enorme, y que depende de nosotros abrirnos a ese mundo. Sebastián Cavagnaro y Bodega del Desierto lograron un vino que, más allá de su regalado precio sugerido ($160), hizo que muchos en la mesa revaloricemos el lugar que ocupan los espumantes en nuestra vida enófila. Es una experiencia distinta, de esas de las que muchos categorizan como “un viaje de ida”. ¡Felices fiestas para todos!

Posteado por:

Webmaster Vinosaurio.com

Publicado en:




CONTACTO



Uruguay 651
Piso 16 Oficina D C1015ABM
Buenos Aires
ARGENTINA


+54 (11) 5235-6660

Para consultas generales
pueden completar el
formulario de contacto
en nuestra página web
o escribirnos a

info@vinosaurio.com

Si desean enviar
información de prensa
y/o gacetillas
para su publicación
pueden hacerlo a

gacetillas@vinosaurio.com

Para enviar
información respeto a
bodegas y vinos
y enoturismo en general
pueden hacerlo a

basededatos@vinosaurio.com


scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services